¿Emprender o trabajar?

Es el dilema para muchas personas que no saben qué hacer para su futuro… ¿Qué hacer?

Por: Michel I. González

Alrededor de los 18 años los jóvenes se encuentran en esta importante decisión en sus vidas ¿El objetivo? Lo que todo adolescente anhela, volverse “independiente” y mantener una estabilidad económica.

El dilema se presenta cuando varias personas tienen la idea que para emprender se necesita capital, y los que ya tienen ahorros de años deben elegir en que invertir su dinero correctamente y no fallar en el intento. A la hora de la acción algunas personas comenzaran a dejar todo su empeño en su negocio y otras más en un trabajo de 8hrs mínimas.

Ambas partes se encuentran en altas y bajas; los empleados buscarán aumento de salario, prestaciones, seguros; en cuanto a los emprendedores se enfrentarán a retos los cuales se relacionan con el tránsito de personas interesadas con el producto o servicio, y lo más importante: la fidelización del cliente.

Para ello te damos algunos consejos que te servirán para tomar esta importante decisión.

#1 FÍJATE OBJETIVOS

Antes de hacer cualquier cosa debes tener tus objetivos SMART (Sencillos, Medibles, Alcanzables, Realistas y en Tiempo); después de tenerlos en claro, debes formular un plan estratégico que te llevarán a conseguir cada uno de ellos.

#2 NO TE RINDAS

Si te encuentras en el lugar del trabajador; no desistas si no hay evidente crecimiento laboral. De caso contrario si eres ese emprendedor, confía en lo que ofrezcas y los frutos vendrán evidentemente, se trata de perseverancia, confianza y fe.

#3 NO DEJES DE APRENDER

Si estas emprendiendo no cierres nuevos pensamientos que te podrían llevar a la innovación y con ello aprendizaje, lo más importante en las empresas es la innovación y creatividad para poder salir de los “commodities”.

De manera contraría si estás trabajando puedes sacar ventaja por la experiencia que generas en tu estancia.

#4 RELAJA TUS PENSAMIENTOS

El día domingo es pieza clave para saber cómo estará controlada toda tu semana, tomate unos minutos el domingo por la noche para fijarte objetivos semanales, enviar e-mails y organizar la agenda, cosas tan sencillas pueden hacer grandes cambios.

#5 SIGUE A TU CORAZÓN Y SÉ VALIENTE El miedo de muchos emprendedores es ser tachados como fracasados, que su proyecto falle y no tenga ese potencial que pensó tener al iniciar algún proyecto, cuando el miedo se apodere de tu pensamiento… Recuerda el por qué iniciaste esto y sé valiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial